jueves, 4 de agosto de 2016

ALEJANDRO REJON HUCHIN





CAUDAL ÒPTICO

Una parvada de Signos deglute con sus cristales
el estupor que se ilumina.
el oído del diluvio deja abierta la jaula de sonidos
que flotan en el borde de la imagen,
se desdobla un espejo en el fondo de la vista:
hilos de piel costuran los símbolos.



PANTEÍSMO INORGÁNICO

Los diamantes del ultramar nacen de mi dama
menstruando un tiempo que no contiene latidos,
blando como la forma atiborrada de vahos desacelerando
el fruto perpetuo de la carne en el ayuno iridiscente,
mis bronquios son un circuito de espigas
donde bebe la mujer del instante toda sombra que se yergue.
Así,
los cinéticos universos sólo vieron
barros de lamentos
en la calefacción bondadosa
donde los labios de pieles
juntaron sus ramas atisbando
un bucólico ídolo
en el agua del reposo.


LAGO VOLÁTIL

Las mujeres saben que el sueño
descalzo sobre el umbral
no es una piel de algo
sino la espora deglutiendo
todo el paisaje inamovible:
la nieve que es líquido vientre
de flor eyaculada desde la superficie.
se vierten desde las bisagras
como un diluvio que consagra toda la
amputación del cardumen,
y piensan el latir desde una sombra que arrecia las nubes,
acarrean todo hasta ese arroyo
donde sangran las espigas,
dejando el todo al aire:
ciénega retratada.


Wilberth Alejandro Rejón Huchin (Mérida, Yucatán, México 1997). Poeta. Estudiante de la licenciatura en literatura latinoamericana en la UADY. Ganador del primer lugar en el X y XI concurso estatal de poesía de los colegios de bachilleres de Yuc
atán, participó en el XXIII encuentro académico de jóvenes escritores realizado en la ciudad de Huatulco en el 2014 y fue ponente en el primer encuentro literario del sureste realizado en la ciudad de Mérida en el 2015. Ha publicado artículos y poesía en las revistas: circulo de poesía, letralia, Morbìfica , revarena, Almiar, Bitácora de vuelos, Literatura y poesía, Revista sin fin, hoy lo leo, El grito literario, a buen puerto, Mal de ojo, Monolito, entre otras. Dirige la revista de difusión literaria “Marcapiel”. Terminó el taller “Grandes poemas del siglo XX” impartido por el escritor José Díaz Cervera. Fue incluido en la antología de poesía hispana “nómada” (2016) y en la antología virtual poetas del siglo XXI.



domingo, 17 de enero de 2016

CARLOS BEDOYA



PARTITURAS

Vestida de travesti
tose la tarde
en mi sillòn de plastico.

Decias haberlo visto todo
El ajenjo con tinta china
no resultò ser ningùn misterio.

Si abro el postigo de tu nube
crecerà la tormenta de mi rayo.


TARDE EN LA NOCHE

Agua en las raíces
del arduo cuello del día
Nave de cristal
hundiéndose en el sueño
Siempre es la hora del dolor
en los túneles de madera
Vengo de la noche
a encender este invierno
que como un reptil
cruza por mis huesos
Sorprendido en el blanco tejado
de una estrella
caigo caigo caigo
en un lugar sin fondo
Ya no es el miedo
sino el aliento que carcome
los ojos del mirlo
en su jaula de celofán
Nos veremos al final
de esta cinta
cubierta de palabras rojas


CIENAGAS MAYORES


Llena tu vaso con estos jugos
de bosques acres
antes de ver
cómo la luz lunar
arrima al jardín
su pangola en silencio
bajo el claroscuro
de sonatas roñosas
prolongando el aura
donde flotamos ahora
quedamente
ebrios de irrepetibles prisiones
sentados a orillas de ciénagas mayores
danzando en sol feroz
para siempre


Carlos Bedoya: (Medellín, Colombia, 951). Egresado de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Pontificia Bolivariana, Poeta, ensayista, traductor y programador musical (Jazz y rock, entre otros géneros). Es autor de : Pequeña Reina de Espadas, 1985; Víspera del Vértigo, 2004; Viajes en la Cuerda Floja, 2006. En 2002 se publicó en Londres su traducción de La Escultura, del poeta hindú Aminur Rahman. Distintos trabajos suyos han aparecido en Antologías realizadas dentro y fuera de Colombia. Es miembro de la planta de creación de la revista Punto Seguido.









jueves, 3 de diciembre de 2015

JOHN SOSA


I
Inconstancia tiene la brújula en tus extremidades
Voltea el surco de mi cuarto.

Voladora su cabeza pernocta como barrio lejano
Flota la cascara de cielo
Se esfuma el pájaro de nube

Persigue al viento

Raya el lomo de animal prehistórico
Velado por el cristal

La lluvia deletrea murales
Tritura piedras
Insomnio.


VI
No impedir la sed

Imaginaria
Su valija y su oído

Repasan el color verde
Colgado de la planta acuática

Inicia la letra endeble y poseída
Avanza el milenario

Desbautiza encantos


POESÍA

La lluvia abre sus paredones
En la arena de un silencio
Los peces hambientos muerden el mar
El corazón del agua

John Sosa: (Medellin, Colombia, 1953). Fundador de la revista "Punto Seguido" en 1979 con otros poetas que han editado en Medellin durante los últimos 30 años. Como trabajador de la cultura ha impulsado y animado actividades de desarrollo de la creación al aire libre, a través de la Casa Del Alto de la Nube: "Suelta más hilo Susana", "Ciudad Mágica de Ala Transparente", esculturas y exposición aérea de pintura: "Los labios del cielo". Invitado a la V Bienal de Arte de cometas "Artes del Cielo", llevó por primera vez  las Cometas de latinoamerica al Puerto de Dieppe, Francia en 1988. Tiene algunos libros inéditos: Goce de adentro, Cataviento, El correo de la niebla. Ha publicado: "Libro de Andrómeda y otros poemas",(postfacio de Lucia Estrada), Ediciones Andrómeda, Costa Rica, 2008. Sus poemas y escritos han aparecido en revistas de Colombia y del exterior: Mele, Matèrika, Dunganon, Ojo de aguijòn, Realidad Aparte, Ulrika, Prometeo, Otras Palabras, Casa de Poesia Silva, Interregno, Puesto de Combate, y en diferentes periódicos y magazines. En 2009 participò en la exposicion internacional de surrealismo "Umbral Secreto".         

LEONOR DINAMARCA






RECOSTADA EN MEDIO DE CADAVERES CORRUPTOS

Las ratas recorren los bordes de mis pies
Lamen el sudor que recorre mis piernas
de tanto correr tras el suicidio
Me topo con la sangre infame
que vomita mi nombre
He visto la cara de los hipócritas
que dicen amarme
mientras esperan mis vísceras
relumbrando con el sol de la mañana
Se agotan mis lágrimas
mientras veo el reflejo de la luna
las almas verdaderas
de los enemigos que siempre se ocultaron
tras las flores secas
Maldiciendo mi sangre gitana
Los tatuajes de mi frente
Les he visto con sus lenguas de fuego
tratando de infectarme
Les he visto tratando de cortar mi pelo
para destruirme
Ahora me levanto
de entre los muertos
con la boca llena de sangre maldita
Me tragaré la hiel de los corazones infames
Y mi nombre será leyenda
presagio apocalíptico
Ritual satánico
y marca a fuego
de los que enlutaron
mis nefastos
milagros certeros.


ME AHOGO EN EL RECUERDO

de tu ingrata melodía…
Ángel o Demonio.
Músico o Tormento.
Cautivo de mis manos.
Pecado en mis recuerdos.
¿Quieres que corra por tu vida?
¿Que me crucifique
entre tus versos?

¿Que te de mi sangre
con mis llantos?
¿Que me salgan alas
con tus sueños?
Llevas mi dulzura por tu sangre.
Llevas mis sonrisas y mis miedos.
Estoy entre tus brazos.
Soy tu luz y tu silencio.
Maldita sea en esta noche…
Cuánto hace que te espero.

“Y me dicen que los Dioses
castigan los deseos
…pero Dios no está conmigo,
se asustó con mis misterios.”

“Y me dicen que el Demonio
destrozará mi débil sueño
…pero nunca me ha mirado,
porque sabe que le espero.”

Y maldigo tu silencio,
tu distancia y tus encantos.
Te maldigo sin querer
porque revolcaste mis espantos.

“Mi corazón fue tu alimento.
Mi sangre tu bebida.
Mis lágrimas tu postre.
Mis manos tu alegría.”

Te odio porque sabes
que soy tuya
aunque no quiera.

Me muero por tus labios,
por tu piel y tus caderas.

Me muero por tus ojos;
soy idiota hasta en mis venas;
me veo en tu pupila…
soy tu esclava y tu condena.


DÓNDE ENCONTRARÁS OTRA YO


Que sepa cómo encender tus gemidos
Provocar tus lágrimas
Desatar tu alma
Cegarte
Y ser la única visión
En el adentro y el afuera.
Dónde encontrarás otra Yo
Que desenrede tu pelo al borde de la cama
Que tapice tu ironía con poemas

Tu mal genio con sarcasmos
Tu cumpleaños con deseo.
Dónde encontrarás otra Yo
Que jamás pregunte
De dónde diablos vienes
Con las manos sucias
Con los ojos llenos de pecado
Con la piel ensangrentada por los golpes
Con el cerebro fragmentado por la duda
Dónde
Dónde
Dónde
Dónde encontrarás otra Yo
Que sepa callar y besar
Dónde encontrarás otra Yo
Que te espere sonriendo todas las tardes
De todos los días
De todos los años
Sabiendo que está en tu centro
Aún en la muerte
Más allá de del cerebro
Y de la radicalidad de tus palabras
Dónde mierda habrá otra
Que siendo tú te ame
Con la misma intensidad del primer día
Del primer beso
De la primera noche
Enredados en la misma sábana
En los mismos sueños
En el mismo aire intoxicado
Por los mismos besos
Dónde.

Leonor Dinamarca: (Santiago de Chile,1975).Poeta, Tarotista, Pintora, Magíster en Educación y Profesora de Castellano. Se inicia en la poesía a los 9 años, ha ganado proyectos municipales; a su vez dirige y autogestiona las ediciones de todos sus textos poéticos.En sus trabajos se evidencia su tránsito por distintos parajes de Chile y sus constantes viajes por Europa. Ha publicado: "Metàforas Negras", prologo de Bernardita Ojeda Labourdette), autoediciòn, Santiago de Chile, 2002, "Maeror Demens", (prologo de Roberto Yàñez), Ediciones Brazo de Cervantes, Santiago de Chile, 2004, "Diabolus in mùsica", autoedicion, (prologo de Mauricio Torres Paredes), Santiago de Chile, 2007,"Demonios de otro reino", autoediciòn, Santiago de Chile, 2008, "Las almas de los condenados", (prologo de Rodrigo Verdugo), autoedicion, Santiago de Chile, 2014.
En la actualidad trabaja en un libro de poemas místicos, termina la edición de su séptima publicación y programa la edición de un material poético / musical junto a Mauro Silva (Asterion) y Fox-Lin Torres (Battlerage – Bajo Hierro).
Ha compartido escenario con el Grupo Surrealista Derrame, Gladys González, Cristian Basso Benelli, Simón Fierro, Mauricio Torres-Paredes, Rodrigo Sanhueza, Elizabeth Neira, Stella Díaz Varín y los músicos Michel Garrido K., Juan Aro y Fernando Araneda, entre otros. Ha colaborado en la revista "Labios Menores".







domingo, 29 de noviembre de 2015

GIORDANO BRUNO



MY SPLENDID CHEST

Acaricia sin rubor mis pezones
con tus manos de roble,
apritèalos con sutileza
entre tus dedos de alicates,
y succionalos con tus labios de
melocotón,
como haría un infante necesitado
de paternal alimento y protección.

Recorre con tus palmas y con tus
yemas
mi tupido vello castaño, sudando
al sol.
Siente vibrar uno a uno cada
capilar acerado,
con la electricidad de tu contacto
varonil,
acompasando, como en una
danza del bosque,
el profundo y lujurioso jadeo
que agita mis marinos pulmones.

Y escucha
atentamente,
el latido tribal de mi corazón.

Giordano Bruno:

viernes, 30 de octubre de 2015

MARIA PRADO


El instante que pasa
La vida de la voz
Un jazmin en la boca
El caballero sombra
Intimidad de una lagrima
Mi mariposa escorpion
El sueño.


Maria Prado: